29 Abr

CNT-AIT contra los últimos abusos en Asociación Dual

Desde la sección sindical de CNT-AIT queremos evidenciar que estamos al corriente de los sucesos acaecidos en las últimas semanas en uno de los recursos de la Asociación Dual (con sede en C/ Albendiego nº 7, Madrid).  En estas semanas se han despedido a dos trabajadoras alegando “Disminución continuada y voluntaria en el rendimiento de trabajo”. Alegato que, según nuestro conocimiento, dista mucho de la realidad y por el cual exigimos explicaciones.

La asociación Dual despidió el pasado 28 de febrero de 2021 a dos trabajadoras, tras varias semanas de tensión en el recurso originadas por la mala gestión de la dirección con uno de sus menores tutelados y que llevó a discrepancias éticas y legales entre miembros del equipo y la dirección del recurso.

Casualmente fueron las trabajadoras que se centraron en la protección legal del menor y que mostraron públicamente su rechazo ante la gestión de la asociación, quienes fueron despedidas injustamente y con su despido, este se convirtió en un mensaje de represalia para el resto de los miembros del equipo.

Tenemos constancia de que en especial una de las trabajadoras despedida ha realizado un trabajo excepcional siendo muy bien valorada desde el primer día y en repetidas ocasiones desde entonces, tanto por los distintos miembros del equipo como por la anterior dirección y por los menores que residen en el recurso.

Es por ello que no llegamos a entender y debemos señalar que en la carta de despido se plantean motivos falsos. Además del reconocimiento previamente mencionado, la trabajadora ha desarrollado no solo las funciones propias de su puesto de integradora social sino otras correspondientes a categorías distintas y/o superiores (como mediadora o educadora social).

Resulta así plenamente contradictorio que el día 28/02/2021 se despida a una trabajadora a quien dos semanas antes se le había reconocido un aumento de su categoría profesional y de su horario laboral, y con la que se había acordado un traslado al horario de pleno rendimiento del recurso.

¿Es posible que en dos semanas se haya evidenciado un “rendimiento laboral bajo y voluntario” de una trabajadora cuyo rendimiento ha mostrado todo lo contrario? Si es así, nos gustaría conocer en qué hechos se basan este argumento.

Con estos despidos, la Asociación Dual suma en un período de dos años, al menos seis despidos improcedentes o por motivos injustificados, que solo provocan serias dudas de los procedimientos que se están llevando a cabo en dicha asociación.

¿Es posible que se utilicen despidos como represalia por haber expresado una valoración profesional acerca de la denuncia interna de un procedimiento irregular?

Se han violado los derechos fundamentales y libertades públicas de los trabajadores, a quienes ante un hecho de denuncia se les incita a no levantar la voz en defensa de sus derechos y de la ética de trabajo que se le presupone a quién se dedica al ámbito social.

El mensaje que han lanzado es claro para todo el equipo de profesionales:

¡SUMISIÓN O DESPIDO!

Sin embargo, el despido de dos compañeras no ha sido suficiente para la empresa sino que ha venido acompañado de presiones a todas las compañeras que han apoyado a las despedidas o simplemente han mostrado su desacuerdo con las diferentes prácticas de abuso por parte de la Asociación Dual.

Esta empresa desde sus inicios tiene acostumbradas a sus trabajadoras a prácticas irregulares y abusivas. Estas son las algunas de las que se han hecho más evidentes en el último mes:

– Presiones para abandonar la empresa a cualquiera que muestre disconformidad en cualquier aspecto, lo que por desgracia, ha llevado a que muchas compañeras hayan decidido abandonar la empresa a causa del hostigamiento y el menosprecio al trabajo realizado, dejando un equipo completamente roto.

– Modificaciones sustanciales en el horario de trabajo sin apenas previo aviso (2 días), sin dar explicar real de estos cambios ni dar opción a expresar su opinión a las trabajadoras por dicho cambio.

– Denegación de las vacaciones sin respetar lo establecido en el convenio, imponiendo limitaciones que hacen casi imposible el poder elegir las vacaciones.

Por todo ello, desde la sección sindical de CNT-AIT exigimos:

  1. Explicaciones reales del verdadero motivo del despido de estas trabajadoras.
  2. La readmisión de ambas compañeras.
  3. El cese de la persecución a las afiliadas o a cualquiera que muestre disconformidad con la empresa.
  4. Retomar los horarios pactados hace años en los diferentes recursos entre trabajadoras y empresa.
  5. La libre elección de las vacaciones por parte de las trabajadoras sin más restricciones que las establecidas en los convenios colectivos.
  6. El pago a las trabajadoras en los tiempos establecidos según convenios y en definitiva que se respete todo aquello que está establecido en los mismos y que la empresa incumple a diario.

Trasladamos el descontento tanto a nivel sindical como de los y las trabajadoras de la empresa en cuanto a dichos despidos y persecuciones a trabajadoras y la repercusión que esto tiene para los diferentes recursos de la asociación, afectando directamente a las personas usuarias de los mismos.

Ponemos en conocimiento que este comunicado y las futuras acciones llevadas a cabo por el sindicato servirán de apoyo y defensa del resto de trabajadores y trabajadoras que se encuentren en situaciones parecidas y/o despidos de la misma índole y animamos al resto de compañeras a organizarse, extender la solidaridad y no dejar pasar ni un solo atropello más en materia de derechos laborales o de las personas con las que trabaja la asociación.

10 Abr

Nueva concentración en Plan International por la readmisión de las despedidas

El pasado enero la dirección de Plan International decidió despedir a las últimas captadoras de socios de la entidad tras meses de represión sindical. Ellas eran las últimas de una larga lista de despidos de afiliadas a nuestro sindicato. La dirección de la entidad había decidido que no podía tolerar que nuestro sindicato fuese consiguiendo mejora tras mejora para dignificar la tarea de las captadoras de socios.

Por eso, volvimos a las puertas de la entidad para lanzar un mensaje claro: ¡readmisión de las trabajadoras despedidas, ya!

Esta ONG se ha desecho de todas las trabajadoras de captación y ha «externalizado» esta tarea a través de una subcontrata para precarizar todavía más las condiciones de trabajo de estas trabajadoras. No obstante, esta ONG ya ha vivido dos condenas por represión sindical contra nuestras afiliadas y, en esta ocasión, apuesta con fuerza por una tercera condena.

Sobre todo esto informamos a vecinas y viandantes. Seguimos adelante: la lucha es el único camino.