05 Sep

CNT-AIT convoca huelga por una vuelta segura a las aulas

Recogiendo las reivindicaciones y preocupaciones de las asambleas de docentes, en particular, y de la comunidad educativa, en general, CNT-AIT convoca huelga en la enseñanza madrileña no universitaria hasta que se las administraciones pongan en marcha unas garantías sanitarias que posibiliten una vuelta segura a los centros educativos.

Descargar Documentación Servicios Mínimos

¿Por qué se lleva a cabo esta huelga?

Porque en cuatro meses no se ha planificado adecuadamente el inicio de curso y se nos pide a los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza y al alumnado vulnerable de la Comunidad de Madrid que vayamos a los centros jugándonos la salud.

¿Qué piden los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza madrileña?

Cualquier trabajador o trabajadora quiere las máximas garantías para desempeñar su trabajo sin arriesgar su vida y somos quienes desempeñamos dicha labor quienes mejor sabemos qué medidas son adecuadas y cuáles son insuficientes o inaplicables/inútiles (como muchas de las acordadas estos días por el Ministerio y las Consejerías de las comunidades autónomas). Las medidas que proponemos no son un documento elaborado por CNT-AIT sino que es el trabajo llevado a cabo telemáticamente por asambleas de docentes. Suyo es el trabajo, por lo que tienen todo nuestro reconocimiento.

Descargar tabla reivindicativa

¿Cuándo comienza la huelga?

El día 10 de septiembre, pero por cuestiones burocráticas: no hemos realizado el preaviso de huelga antes porque otros sindicatos se habían comprometido a realizar dicha convocatoria, por lo que los plazos legales no nos permiten otra opción, pese a que queríamos convocar a quienes son obligadas a iniciar su labor profesional sin medidas adecuadas.

Recordamos que esta movilización está impulsada y es de los y las trabajadoras de la enseñanza y sus asambleas claramente se posicionan por no comenzar el curso hasta que no se tomen las medidas oportunas que garanticen una vuelta segura a las aulas. Nuestra postura es simplemente dar voz a las asambleas.

¿Cuándo termina la huelga?

Hemos convocado hasta el 30 de septiembre. Las asambleas han pedido huelga indefinida y si el 30 de septiembre la situación no ha mejorado es nuestra intención seguir con la huelga.

¿Es una huelga de CNT-AIT?

No, es una huelga de las trabajadoras y trabajadores de la enseñanza no universitaria que en asambleas se han visto obligados a convocar huelga para proteger su salud y la de su alumnado y familias ante la incapacidad de las autoridades políticas para tomar las riendas de la situación. Como organización sindical hemos dado los pasos a nuestro alcance para dar forma a la voluntad de las asambleas.

Durante el mes de agosto diversas organizaciones sindicales (CCOO, UGT, CGT y STEM) han impulsado asambleas y mostrado su predisposición a convocar paros por la situación explicada. Sus posturas han variado y suponemos que el sentido común les llevará a confluir en la huelga indefinida dadas las escasas medidas prometidas y las ridículas llevadas a cabo hasta ahora por la Consejería de Educación y Juventud. De hecho, es nuestro deseo que ya que anunciaron su presentación de preaviso de huelga, lo hagan efectivo para que las trabajadoras que tienen que estar en las aulas el día 4 de septiembre no se vean obligadas a ir a trabajar en condiciones que pudieran poner en riesgo su salud.

¿Quién puede hacer huelga?

Nuestra convocatoria va dirigida al personal docente y no docente de centros educativos no universitarios de la Comunidad de Madrid. Las asambleas de docentes están formadas por trabajadoras y trabajadores de la enseñanza pública pero la convocatoria da cobertura también a escuelas infantiles de gestión indirecta y a centros concertados ya que están financiados por la Comunidad de Madrid.

Aviso importante:

Hace casi diez años la comunidad educativa se movilizó contra los fuertes recortes en la educación pública protagonizados por el gobierno de Esperanza Aguirre. Cuando las riendas de las movilizaciones contra dichos recortes quedaron en manos de las asambleas de trabajadores de centros educativos con el único respaldo de organizaciones como el Sindicato de Enseñanza e Int. Social de CNT-AIT y el Sindicato de Enseñanza de CGT, otras organizaciones sociales y sindicales se lanzaron a un descarado boicot lanzando todo tipo de mentiras a través de sus medios: que nadie había convocado huelga, que sólo determinados sindicatos pueden convocar huelga, etc.

Esperamos que la situación no se repita y podamos ejercer nuestro derecho a la huelga e informar de ello sin trabas a todas las trabajadoras con el objetivo de defender nuestra salud. Esa es la voluntad de las asambleas.

La vuelta a los centros educativos promete ser un despropósito de dimensiones históricas. Trabajador, trabajadora: convoca asambleas (con las medidas de seguridad sanitaria adecuadas) en tu centro para defender una vuelta segura a las aulas.

Descargar cartel para tablón sindical

22 Jul

[Nº8 Julio/Agosto 2020] Periódico de la Federación Local de CNT-AIT Madrid

VIII Periódico de la Federación Local de Madrid

DESCARGAR AQUÍ

QUE SIGAN HABLANDO LOS MUROS

Por mucho que los medios de comunicación de masas intenten día sí y día también convencernosde que debemos ser felices y agradecer la supuesta “NuevaNormalidad” a no se sabe exactamente qué divinidad, volvemos a la realidad de explotación y represión.

En verdad, y si analizamos un poco más lo acontecido: ¿cuándoha dejado de haber explotación y represión? Nunca.

Con la excusa de la pandemia mundial a la que todavía debemos “temer” como si no hubiese otros problemas sociales de los que protegerse,  se han agudizado y aposentado en los barrios, aún más, los cuerpos represivos. Esta situación, compañeras, no podemos pasarla por alto, y ni mucho menos ignorarla o minusvalorarla en absoluto, ya que significa un paso más en la pérdida de nuestras libertades a la hora de hasta caminar por un parque, donde nos pueden “dar elalto” con cualquier excusa baratay luego alegar que somos un peligro para la salud pública y para la autoridad.

Por ello, es fundamental que nos cuidemos (claro está) pero también es fundamental no caer en la psicosis colectiva (que tan bien viene al Estado) que nos imposibilita moralmente para todo, desde reunirnos hasta repartir un panfleto informativo, porque ese panfleto puede portar un virus que mate a toda tu comunidad de vecinas.

En conclusión, seamos cuidadosxs con la salud de lxs más vulnerables, pero sigamos adelante propagando nuestras ideas de justicia, solidaridad y acción directa frente a la explotación y la precariedad , y continuemos como siempre y una vez más plantando cara a todo cuerpo represivo.

Que los muros de los barrios sigan hablando de Anarquía siempre, pase lo que pase!

Salud.

21 Jul

Puestos Tirso de Molina ¡Libertad!

PDF:
https://cntmadrid.org/wp-content/uploads/2020/07/puesto_manifiesto.pdf

El pasado domingo 19 de julio, como se venía haciendo desde hace décadas, los puestos  políticos del Rastro han vuelto a colocar de forma colectiva sus mesas en la plaza de Tirso de Molina en Madrid. A las once de la mañana hemos recibido la visita de unos agentes de la policía municipal, con órdenes de levantar los puestos y sancionarnos si nos negábamos a ello, diciéndonos en primer lugar que carecíamos de licencia y que además el Rastro estaba cerrado por ordenes del Ayuntamiento. Ante nuestras insistentes peticiones de explicaciones dado que no entendemos por que el ayuntamiento procede ahora de esta manera solicitándonos unas licencias que saben de sobra que no tenemos han respondido llamando a más refuerzos de policía municipal, mientras trataban inútilmente de excusar, aludiendo a reales decretos, la realidad de esta decisión del equipo de gobierno de Almeida: los puestos políticos molestan en la plaza de Tirso de Molina. Nada han comentado sobre aforos, medidas de seguridad sanitaria, o algo que tuviera que ver con la salud pública como motivo por el que nos impiden montar los puestos: la pandemia es una excusa perfecta para arrebatarnos para siempre nuestro espacio los domingos sin generar demasiada oposición. O eso creen.

Una compañera que se ha negado a recoger su puesto ha sido sancionada y su material requisado, mientras los compañeros del sindicato CNT, que tiene reconocido por el Ayuntamiento el derecho a montar puesto tras un pleito judicial derivado del intento de desalojo de los puestos en el año 1992 han decidido recogerlo en solidaridad con los demás puestos de la plaza. Hay que decir además que los puestos estábamos cumpliendo escrupulosamente la normativa al respecto de las medidas sanitarias: separación de dos metros entre los puestos, geles desinfectantes para las manos, mascarillas, etc. y que no se estaba produciendo en la plaza ningún tipo de aglomeración hasta que ha llegado la policía.

Los puestos políticos de Tirso de Molina tienen una larga historia detrás: desde su traslado a finales de los 70 a su ubicación actual para evitar los enfrentamientos con los militantes fascistas de Fuerza Nueva y Falange en la plaza de Cascorro donde se encontraban originalmente situados, los puestos políticos han sido y son un referente a nivel del Estado, e incluso Europeo, donde encontrar y “tomar el pulso” a un amplio espectro de grupos, colectivos, asociaciones, sindicatos, partidos… siempre dentro del ámbito de la izquierda extraparlamentaria y el movimiento anarquista. Los puestos han sufrido durante estos casi cuarenta años intentos de desalojo, ataques fascistas, presión mediática y policial… intentos de expulsarnos de los que siempre hemos salido airosos gracias a la implicación y la lucha de decenas de compañeras y compañeros.

Ahora queremos pediros de nuevo apoyo para evitar que Tirso los domingos se convierta en un desierto. En este caso ha quedado patente que la intención del Ayuntamiento es la de impedir que los puestos políticos vuelvan a la plaza independientemente de lo que ocurra con los puestos del Rastro en Cascorro y Ribera de Curtidores (también en lucha para evitar que destruyan el histórico y emblemático mercadillo del centro de Madrid y a los cuales les mandamos nuestro apoyo) y no podemos permitir que esto suceda, los puestos políticos de Tirso de Molina pueden ser gestionados con total seguridad sanitaria y dado el tamaño y lo espaciado de los puestos a lo largo de toda la plaza se hace muy complicado el que se produzcan aglomeraciones.

Os animamos a acudir a la plaza de Tirso de Molina el próximo domingo 26 de julio a las 12 de la mañana para decirle al Ayuntamiento que los puestos políticos no se tocan y que no vamos a parar hasta que no recuperemos el espacio que venimos ocupando desde hace décadas.


DEFENDAMOS LA CULTURA EN LIBERTAD

PUESTOS POLÍTICOS DE TIRSO DE MOLINA

04 Jul

Conferencia: Huelga de hambre por la libertad de lxs presxs políticxs mapuche. Situación en el Wallmapu.

Comunicado apoyo a Presos en Huelga de hambre. Libertad a presxs políticos mapuche, por el fin del asedio.

Hacemos un llamado a todas las organizaciones, colectivos e individualidades a solidarizarse activamente con los presxs políticos mapuche de cárcel de Angol y Temuco (Territorio Wallmapu en el estado de Chile) en huelga de hambre y a exigir que se cumplan sus peticiones. La situación es crítica para los huelguistas, que iniciaron este pulso el pasado 4 de Mayo (58 días) sin que hasta la fecha haya habido algún gesto de respuesta por parte del Estado chileno.

El contexto en el que se inicia esta huelga es el que se viene dando desde hace mucho en el territorio Mapuche, la permanente amenaza de la usurpación de sus tierras, los asesinatos, la privación de libertad y el no reconocimiento de su derecho a habitar, a su dignidad, la tortura y el hostigamiento.

La férrea oposición histórica y actual de este pueblo, ha sido el resultado de su tesón y su gran fortaleza para combatir la usurpación, la canallada y la injusticia. Demasiado ya para su gente, para nuestras hermanxs mapuche, demasiado para cualquiera que tenga conciencia.

Como es sabido, el capitalismo y sus puntales, ya sea un emporio económico o un estado, nos han declarado la guerra desde hace mucho. Cualquier grupo o persona que exija el reconocimiento de que su tierra es suya por cuestiones de justicia, más allá de las normas mercantiles que se nos han inoculado como autómatas, es suceptible de ser aniquilada. Esta es una realidad que latinoamérica (Abya Yala) conoce muy bien, así como todas las tierras y las gentes que han sufrido históricamente el asedio colonial o estatista en muchos puntos del planeta. Asedio que hoy pervive, en forma de multinacionales (con empresarios a la cabeza como el deleznable Florentino Pérez) de estados, de cuerpos represivos, de sicarios y de esquilmadores de toda vida orgánica.

Desde muchos lugares y desde hace tiempo, ya existe un fuerte compromiso de apoyo y solidaridad.

Bien compañerxs, es tiempo de que esta solidaridad se extienda de forma activa.

SALUD Y LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS MAPUCHE EN HUELGA DE HAMBRE

CNT-Madrid

Las exigencias y nombres de los huelguistas presos:

Los abajo firmantes comunicamos a Ud., a las autoridades pertinentes, a la ciudadanía y a la comunidad internacional que presos políticos mapuche de las cárceles de Angol y de Temuco han iniciado una huelga de hambre de carácter indefinido con los siguientes objetivos:

1º Cambiar las condiciones al interior de los penales.

2º Que se les otorgue el beneficio de cumplir sus condenas en sus territorios, de acuerdo al Convenio 169 de la OIT y otros tratados del Derecho Internacional.

3º Los presos políticos mapuche de la cárcel de Angol, piden su excarcelación debido a la pandemia del Covid-19 y a no disponer de condiciones sanitarias al interior de la cárcel.

En la Provincia de Malleco, Cárcel de Angol, se encuentran en huelga de hambre los presos políticos mapuche Sergio Levinao Levinao, Juan Calbucoi Montanares, Víctor Llanquileo Pilquimán, Juan Queipul Millanao, Sinecio Huenchullán Queipul, Freddy Marileo Marileo, Danilo Nahuelpi Millanao y Reinaldo Penchulaf Sepúlveda. En la cárcel de Temuco, el machi Celestino Córdova se encuentra en huelga de hambre indefinida, hasta que sea cambiada su reclusión y la de los demás presos políticos mapuche.”

Situación Werkenes y allegadxs (mensajerxs, portavoces):

“Red de Mujeres Mapuche, No más violencia estatal”

Repudiamos el aborto involuntario de Andrea Neculman provocado por FF.EE una semana antes del asesinato de su esposo el werken Alberto Treuquil. Según los acontecimientos relatados por la misma lamgen en el programa FicWallmapu, durante varios días sufrieron ataques en el lof We Newen con altos niveles de violencia, en los distintos allanamientos se hizo uso indiscriminado de gases lacrimógenos para reprimirlos viéndose gravemente afectada su salud, poniendo en riesgo su vida y la de toda la comunidad, ocasionando daños de carácter físico y psicológico, como es el caso de la viuda de Alberto Treuquil”, sostienen en la declaración titulada “Exigimos no más violencia estatal en contra del pueblo mapuche y su derecho a la vida“.

Condenamos los asesinatos, la persecución y represión contra las familias, mujeres, niñas, niños y adolescentes. Exigimos la liberación inmediata de los presos políticos , quienes se encuentran hoy en huelga de hambre como último recurso debido a la persecución política y judicial que históricamente resistimos de parte del Estado Chileno“.

Rechazamos la violencia ejercida por tres individuos el pasado 9 de junio, quienes amenazaron, agredieron y abusaron sexualmente a la doctora“, acusan.

Todo esto se da en el contexto donde la Dra. había solicitado a Gendarmería el ingreso a la cárcel. Estos acontecimientos reflejan la intencionalidad de la violencia Estatal hacia el pueblo Mapuche, Gendarmería de Chile no respeta derechos básicos inscritos en la Constitución Política de la República de Chile: el derecho a la salud y a la libertad de culto”

… “se deje de aplicar la ley antiterrorista a las comunidades mapuche movilizadas, quienes demandan una legítima restitución de sus tierras usurpadas, ello de conformidad a lo que han dictaminado los distintos organismos internacionales de derechos humanos, como solución de política urgente ante la deuda histórica del Estado de Chile con nuestro pueblo“.

Presos de cárcel de Lebu (Territorio Wallmapu en Chile):

Los presos políticos mapuche – lavkenche de la cárcel de Lebu, saludamos a nuestros peñi y lamuen del Wallmapu, y a todas las hermanas y hermanos chilenos que solidarizan con nuestros hermanos encarcelados que actualmente están en huelga de hambre.

Kiñe: Emplazamos al Estado de Chile y al gobierno de turno para que acepte el petitorio de los presos políticos mapuche en huelga de hambre.

Epu: Otorgamos para dicha respuesta un plazo prudente a contar de la fecha de emisión de este comunicado, tiempo que dependerá del estado de salud de nuestros peñi en huelga de hambre.

Küla: Ante una respuesta negativa de la entidad gubernamental, manifestamos que como presos políticos mapuche de la cárcel de Lebu nos sumaremos a la huelga de hambre de nuestros peñi encarcelados en el presente, por este Estado opresor y colonizador.

Meli: De igual manera, hacemos un llamado al Pueblo Mapuche a no dejarse amedrentar por esta nueva invasión militar, reflejo de la codicia de la oligarquía, servicial siempre al poder del dinero.

Kechu: Hacemos un llamado a todos los Lov en resistencia y a nuestros weichabe a continuar con la lucha por la liberación territorial, política y espiritual de nuestro Pueblo-Nación Mapuche.

¡Libertad a todos los presos políticos mapuche!

¡Fuera las forestales, hidroeléctricas, mineras y toda expresión capitalista en nuestro territorio!

¡Amulepe Taiñ Weichan!

03 Jun

[PERIODICO] El virus no frena la explotación en MRW

Descargarse el periódico:
https://cntmadrid.org/wp-content/uploads/2020/05/Peri%C3%B3dico-mayo-junio-cnt-web-2.pdf

Como no podría dejar de ser, quienes no respetan habitualmente los derechos de sus trabajadorxs, tampoco lo harán en plena epidemia por Covid-19…

Y así la clase trabajadora ahogada y obligada a producir para el capital sigue su calvario laboral, sin derechos ni libertades. El único “derecho” que tenemos es el de ir a trabajar para seguir llenando la bolsa de quien nos explota y nos mata. Ni a tomar el sol, ni a ver a nuestros seres queridos ¡no tenemos derecho a nada! Seguimos trabajando, sin condiciones, luchando por nuestra salud, por nuestra vida y la de nuestros seres queridos; ahora en la distancia, por supuesto.

Como la ley nos obliga a ello, no hay más remedio que obedecer al amo y, si salimos con vida, ya podremos demandarles y esperar a ver si un juez empatiza con nuestra causa y decide darnos la razón. Es la solución que nos da el Estado. Hay que dejar claro que nuestras vidas no les importan una mierda. Esto está pasando en muchas empresas ya que, desafortunadamente, el acoso y la explotación es una pandemia más del virus más peligroso -y la causa de muchos de los otros virus-: el llamado capitalismo.

Pero no lo vamos a permitir, no somos mártires, somos simplemente trabajadorxs con derecho a una vida y trabajo dignos. No somos esclavos por más que intenten perpetuar la esclavitud.

Dejamos aquí el relato de una pequeña parte de lo que está pasando en MRW, en este caso con nuestra Sección Sindical. Que sirva como ejemplo y motivación para que la clase obrera en general no deje de denunciar lo que pasa en sus centros de trabajo y no desista de luchar. Esta lucha se hace, si es posible, con el apoyo mutuo de tus compañeros del tajo y si no, con el apoyo de tus amigos y de tu sindicato. Si no lo tienes, ya es hora de afiliarte.

En el caso de MRW, las trabajadoras están luchando contra la cesión ilegal y ahora también a más corto plazo, como toda la clase trabajadora, por su salud, debido al coronavirus o, mejor dicho, debido al virus del capitalismo.

Sin el más mínimo respeto, por puro acto de hostigamiento y maldad, obligan a la delegada de nuestra Sección Sindical en MRW y GrupoUno CTC, a trasladarse de Madrid a Barcelona en plena eclosión de la epidemia. ¿Y para qué? Para no hacer nada. Exactamente eso: HACER NADA.

Después de salir la sentencia definitiva, reconociendo cesión ilegal, de la plantilla y el servicio, a favor de nuestra delegada, en MRW insisten en incumplir la ley que tanto les gusta echar en cara (cuando les conviene), trasladándola a 600 km de su hogar.

La incorporación forzosa al nuevo puesto de trabajo se realiza el jueves 12 de marzo; el lunes 16 de Marzo se decreta el estado de alarma. En la empresa ya se estaban realizando reuniones entre los directivos y el comité de empresa, debido al aumento de casos de personas con covid-19 en España y especialmente en Madrid y Cataluña. El mismo día que se incorpora, el comité de empresa informa que, fruto de esas reuniones, MRW Central ha aceptado que las personas consideradas de riesgo del centro de trabajo de Barcelona, puedan realizar teletrabajo a partir del dia siguiente, viernes 13 de Marzo. Y la compañera preguntándose qué coño hace allí, con un ordenador sin habilitar, un teléfono que tampoco funciona, sin formación ni el equipo de protección individual, necesario en un departamento de atención telefónica como son las almohadillas. Ahí estaba sentada mirando trabajar a sus nuevxs compañerxs, en pleno despunte de la epidemia, sin nada que hacer.

Pero la irresponsabilidad empresarial va, como siempre, más allá de lo imaginable y, para sorpresa de la compañera, según se informa a lxs trabajadorxs de riesgo que harán teletrabajo a partir del dia siguiente, se entera de que ¡su propia coordinadora es una persona de riesgo y sigue trabajando en la oficina! La empresa pone en riesgo a cualquiera, por puro capricho; por empecinarse en no respetar nuestros derechos laborales y seguir castigando a quienes luchan contra sus ilegalidades. Ego autoritario herido y lleno de maldad, no hay más.

Como somos conscientes de que su autoritarismo no tiene limites, es por lo que tenemos que poner nosotras los limites, a través de la lucha obrera entre iguales, es decir entre la clase trabajadora, sin privilegiados ni privilegios de por medio.

¿Merece la pena poner en riesgo a las personas sólo para ver si una trabajadora abdica de su derecho a un trabajo en condiciones dignas? Pues NO, y tanto es así, que ni la compañera ni nosotrxs desistiremos de este conflicto, porque no puede salirles así de fácil a los empresarios el no respetar nuestro derechos y poner nuestras vidas en riesgo a coste cero.

¿Por qué insisten? Para mostrar a las demás compañeras un castigo ejemplar: lo que le pasa a quien lucha por sus derechos laborales. En este conflicto contra MRW hay ya siete mujeres más que han denunciado por los mismos hechos pero sus juicios no saldrán hasta Enero de 2021. Estamos en el departamento de Telemarkting, que es un sector feminizado. MRW, que gusta de patrocinar cosas “chulas”, como la carrera de la mujer en Barcelona (2019) y de implementar planes de igualdad para hacerse publicidad de que son muy sensibles a temas de género, en realidad lo que hace es precarizar su departamento de Telemarketing, ocupado mayoritariamente por mujeres. Esos siete juicios se han aplazado porque MRW y GrupoUno CTC lo solicitaron unos días antes de salir la sentencia definitiva y los juzgados lo aceptaron cuando ya se sabía que estaba por salir la resolución definitiva. Cuando solicitamos que se adelantaran, ya que había salido la primera sentencia para los demás juicios, los jueces nos lo han denegado. Así es la justicia, siempre favorable a las empresas. Es por eso que sabemos y defendemos que la lucha está en las calles y no en los juzgados ni en los comités.

Inditex, Amazon, El Corte Ingles… todo empresas que no respectan a sus trabajadorxs, a las que MRW presta servicio, en su linea de atentar contra la dignidad y salud de lxs trabajadorxs. En muchas de ellas lxs trabajadorxs tuvieron que imponerse rehusándose a trabajar, para intentar que se respetaran las condiciones mínimas de protección contra el Covid-19. El grande y devastador Amazon ni aún así, ya que sabemos que siguen sin respetarlas y ni la autoridad laboral tiene las narices de impedirles que cierren por lo menos hasta cumplir con la normativa sanitaria ¡Menos mal que han aumentado las ventas en plena crisis sanitaria! En muchas se ha intentado realizar un ERTE cuando se están forrando con esta crisis sanitaria. Inditex, que gana millones y no paga los impuestos que tendría de pagar, intenta por dos veces hacer un ERTE que fue denegado ¡y te lo cuentan como si el explotador Amancio Ortega hubiese sido el que decidió suspenderlo!

Este es el modelo que MRW y un sin fin de empresas más insisten en seguir. El de la mentira y de la explotación sin limites. ¡A ellos no les importa si te mueres, lo importante es sacar beneficio de la empresa!

MRW también ha intentado realizar un ERTE estando el servicio que presta colapsado por la crisis sanitaria. Sus beneficios son tan grandes y la contratación de personal precario ha aumentado tan descaradamente que les fue imposible demostrar que estaban perdiendo dinero. Pero como todos los explotadores, MRW no para e insiste en sacar más y más dinero por cualquier medio. Lxs trabajadorxs de MRW se están dejando la piel, como en muchos otros sitios, para dar servicio a la población mientras los empresarios les siguen machacando. MRW está colapsada y sigue aceptando cualquier tipo de servicio sea esencial o no. A la compañera represaliada la pone de “permiso retribuido recuperable” cuando su nuevo puesto de trabajo se hace a través del teletrabajo, que según la ley debería ser prioritario a cualquier otra medida, pero da igual, lo importante es machacarla para que se vaya voluntariamente y deje de exigir sus derechos laborales. Su servicio es esencial: tanto es así que ha sido la única trabajadora de ese departamento que ha quedado de “permiso”.

Pero lo que más nos subleva es saber que MRW, en un momento de colapso del servicio por envios masivos de bienes no esenciales -como videojuegos, plantas, flores…- no tuvieran la sensibilidad y responsabilidad de cortar el envío de mascotas. La venta de mascotas no es un servicio esencial, tienen que pasar en sus jaulas como mínimo una noche en plataformas (almacenes), habiendo algunas que han tenido que cerrar para desinfectar, ya que hubo baja de trabajadorxs por Covid-19. Esto se traduce en demoras en las entregas de muchos envíos, incluídas las propias mascotas. ¡Qué hace MRW como medida preventiva?: Nada, como siempre. No paraliza el servicio ni tampoco aplica las condiciones que tanto le gusta poner como publicidad en su pagina web: ¡¿¿vehículos climatizados vía software??!

Los clientes tampoco se preocupan, adictos a su consumismo viciado y obsesivo en el mundo online, no importándoles las necesidades básicas que otras personas o animales puedan tener. Como a nadie le importa, las trabajadoras de esta Sección Sindical, lo han denunciado ante la Inspección de Trabajo que se ha lavado las manos del tema con la excusa de que para eso estaba el permiso retribuido recuperable ¿ein? Y hasta el día de hoy las mascotas siguen sufriendo la crisis sanitaria, el colapso de la red de MRW y sus engaños, y la estupidez de la gente, para que los jefes ganen más dinero del que ya tienen…

¿Es éste el mundo que queremos para nosotrxs? ¿Es éste el mundo que queremos dejar a las siguientes generaciones? Si no es éste el mundo que queremos, dejemos de reforzar el capitalismo y empecemos a levantar bien altos los puños y la voz, a juntarnos con nuestrxs compañerxs del tajo y del barrio y luchemos por una vida digna basada en la solidaridad, el apoyo mutuo, la igualdad social y el respeto por la naturaleza y la madre tierra.

¡¡¡EVITAD COMPRAR NADA EN AMAZON, NI INDITEX, NI EL CORTE INGLES…!!! ¡¡¡NO UTILICÉIS LOS SERVICIOS DE MRW!!!

Si nos castigan, nosotrxs también les castigamos.

Ninguna agresión sin respuesta.

SECCIÓN SINDICAL DE LA CNT-AIT EN EL GRUPO MRW

25 May

[Nº7 Mayo/Junio 2020] Periódico de la Federación Local de CNT-AIT Madrid

VII Periódico de la Federación Local de Madrid

DESCARGAR AQUÍ

¿Elegir Salud o trabajo?

Estos dos meses de pandemia mundial han puesto a la sociedad actual ante el dilema de elegir entre la economía y la vida. Aunque estamos viendo que no es así en otros países como Brasil o Estados Unidos, en España durante los momentos más duros de la epidemia solo unos pocos se atrevieron a decir que la economía era lo primero. Pese a que todas sabemos que para las élites económicas nuestra vida solo tiene valor en cuanto al beneficio que puedan extraer de ella.

Cuando parecen haber pasado los momentos más duros de la epidemia, se presenta un panorama donde la organización de la clase trabajadora se hace más imprescindible que nunca para encarar la nueva crisis que las élites intentarán hacer recaer en el pueblo trabajador. Todo pese a que la crisis ha evidenciado de una manera descarada dos cosas: primero, que un país puede vivir sin Amancios Ortegas, ni Felipes VI e incluso sin políticos (al fin y al cabo, los diferentes partidos políticos han pugnado bochornosamente por una gestión más desastrosa mientras los hospitales se autoorganizaban para salvar todas la vidas posibles), pero, sin embargo, un país no puede vivir sin personal sanitario, sin transportistas, ni trabajadoras de tiendas de alimentación, jornaleras, etc. En segundo lugar, la economía, es el término bajo el que se esconde la palabra capitalismo, ha demostrado que no se articula para cubrir las necesidades de las personas, ya que mientras dure la crisis la clase trabajadora va a seguir generando riqueza que acumularán las clases privilegiadas, porque en tiempos de bonanza reparten las migajas y en tiempo de crisis nos repartimos las pérdidas de “sus empresas” que nosotras ponemos en marcha todas las mañanas. La élite más conservadora ya está organizada con sus banderas haciendo salir a sus huestes por las calles para mostrar su poder y sacar todo el rédito económico y político (de retroceso de derechos) a la crisis.

En CNT-AIT Madrid, te esperamos para fortalecer una organización que plante cara la explotación del día a día entre iguales (porque no tenemos/queremos liberados sindicales y somos asamblearias) haciendo realidad la autogestión como semilla de un mundo nuevo.

Sumario:

P. 2 - Nos ha dejado Santi.

P. 3 - 1º de Mayo. Nosotras o el sistema.

P. 3 - El virus no frena la explotación en MRW.

P. 5 - Frente a la insensatez, la experiencia. Análasis de la situación hospitalaria en el momento crítico de la pandemia.

P. 7 - Condenada la Universidad Rey Juan Carlos por usar falsos becarios.

P .8 - CNT-AIT contra el cese de los llamamientos de docentes interinas.

P. 8 - Plan Internacional. Crónica de una mala gestión anunciada.

P. 9 - Nace la Plataforma de Captadoras de Madrid.

P. 10 - Victoria en el conflicto con el Concello de Oia.

P. 12 - A patronal, sindicatos y partidos, ¡Ni un euro de subvenciones!

P. 13 - Nuevo núcleo en Mazarrón.

P. 11 - Este sistema nos está enfermando.

P. 12 - Esperanto y anarquismo.

P. 14 - Un año después de la Operación Arca, más que nunca, solidaridad con las encausadas.

P. 14 - Gabriel Pombo da Silva libertad.

P. 16 - Solo el pueblo salva al pueblo.

12 May

LOS DE CHICAGO FUERON LUCHADORES, NO MÁRTIRES. LAS DE AHORA SI.

Pasado éste primero de Mayo, porque todos los días son primeros de Mayo, queremos seguir recordando a todas las personas trabajadoras que se enfrentaron y se enfrentan al poder, como los obreros de Chicago que lucharon por las ocho horas de trabajo y cuya entrega se conmemora. Pero ahora, en éste encarcelamiento domiciliario masivo, en éste ataque a todos los derechos que las que lucharon habían conseguido, queremos recordar también a las mártires de la crisis sanitaria actual, a aquellas personas que han sido abandonadas a su suerte en ésta crónica de una muerte anunciada: nuestras ancianas en las residencias, las personas dependientes, las sin papeles, las sin hogar, y, en general, todas las que, de una forma u otra, son más vulnerables en condiciones normales y que en las actuales condiciones están condenadas, como se está viendo. Las que han salido adelante, lo han hecho en su mayor parte por el apoyo de sus iguales, de las otras trabajadoras, pues quienes gestionan y se benefician del sistema, quienes acaparan poder y bienes en cantidades inimaginables, que podrían usar para ayudarlas, están más preocupados de sus bolsillos, no de las vidas que se pierden por su avaricia.

Hay una diferencia entre quienes murieron aquel primero de Mayo y quienes lo hacen ahora. Entonces fue el asesinato premeditado de los poderosos contra quienes se revelaban contra la injusticia del sistema y podían acabar con sus privilegios; ahora es el asesinato de los poderosos contra quienes les sobran, en un planeta cada vez más estrecho. En ambos casos, la finalidad es la misma: seguir estando por encima, exprimiendo a la mayoría que trabaja para seguir detentando el poder sobre las demás y acaparando los recursos que nos son tan necesarios.

Pero si entonces lo que se avecinaba y animaba a las trabajadoras a luchar era la visión de un futuro sin clases ni explotación, hoy, cuando los estados y los ricos ya se han destapado del todo, lo que nos va a servir de acicate para la lucha es la pura supervivencia, la necesidad de vivir, en un mundo que ya no va a ser el mismo nunca más.

APUNTES PARA ANTES DE QUE ACABE LA CRISIS SANITARIA

Y es que en algunos sitios se quita importancia a la epidemia de Covid-19 diciendo que se está exagerando, ya que, en términos generales, produce menos muertes que otras enfermedades comunes en nuestra parte del planeta, muchas menos de las que producen enfermedades de otras partes del mundo, como las tropicales, y muchísimas menos de las que producen los capitalistas en su ansia de rapiñarlo todo, como las causadas por el hambre y las guerras. Se pretende así, quitarle hierro al asunto.

Más allá de la reflexión inevitable de cómo se cuantifica y da valor a las vidas humanas -¿al peso?, ¿por “importancia”?, ¿por región del planeta?, ¿por nivel social?…-, estamos de acuerdo en casi todo, excepto en que pensamos que, a pesar de eso, hay que tomarse muy en serio ésta enfermedad.

En primer lugar, la enfermedad y el virus que la provoca siguen siendo un misterio por resolver. Cosas que se están descubriendo ahora, por ejemplo la cantidad de personas portadoras que no enferman (algo habitual en muchos patógenos, como en la gripe o la tuberculosis), pueden cambiar completamente nuestra percepción de muchos factores, como su capacidad de contagio y su capacidad de matar. Además las medidas que se están tomando no incluyen la generalización del test específico de detección de la enfermedad, y lo normal es que se valore en función de síntomas que coinciden con muchas otras enfermedades; la idea que nos estamos formando puede estar totalmente equivocada. Para ponerlo más fácil, mientras vamos interpretando lo que hace el virus, seguramente de forma errónea, éste va mutando, con lo que los pocos aciertos que hayamos conseguido pueden no servir para nada.

Por ahora sabemos que la enfermedad de Covid-19 concentra muchos casos en muy poco tiempo, con lo que los -avariciosamente- empobrecidos sistemas de protección social (sanitarios y de servicios sociales) se desbordan y producen las terribles situaciones que ya conocemos en residencias, centros de salud, etc. Sabemos que el Covid-19 se va a quedar con nosotras, como la gripe y otras infecciones comunes, y necesariamente volverá a haber brotes periódicos. También sabemos que incide y es más mortífera en los colectivos y las personas más frágiles, desprotegidas y abandonadas del sistema: ancianas, presas, sin papeles, enfermas crónicas, sin techo, trabajadoras sexuales, víctimas de trata, vendedoras callejeras, dependientes, con problemas de salud mental, racializadas, extigmatizadas, etc. Sabemos que a nivel mundial el daño es mucho mayor en los países y zonas que han sido colonizados y -avariciosamente- empobrecidos por los países “ricos”, y en las zonas donde estos están generando guerras, basadas siempre en intereses económicos y de dominio político.

Teniendo en cuenta lo anterior, el aislamiento domiciliario (para quien tiene casa), que es la medida estrella que están tomando la mayoría de gobiernos del mundo frente a la pandemia, no sirve para solucionarla, sólo aplaza el problema, empeorando la situación. En cuanto la gente vuelva a la vida rutinaria, el virus volverá a expandirse (como se está viendo en China) Por el camino, nos van dejando sin trabajo, sin libertad, sin relaciones sociales, sin familiares y amigas (que van muriendo), sin dinero ni recursos, van militarizando las calles, criminalizándonos,… La única manera de enfrentarse a la enfermedad y controlarla es aplicar universal y repetidamente la prueba específica de detección del virus, para saber dónde está y actuar en concreto en quienes están afectadas, asegurando sus derechos, cuidados y acompañamiento. Algo que han dicho “eminencias” en epidemiología de todo el planeta.

LO QUE SE AVECINA DESPUES NO NOS HACE SONREIR

Pero, sin quitar ni un ápice de importancia al sufrimiento generado por la gestión de la actual crisis sanitaria (también nosotras, en éste sindicato, estamos enfermando y perdiendo a seres queridos), en una visión de conjunto, lo más preocupante de la crisis sanitaria es que es la puerta de entrada para lo que se avecina. La previsible gestión por parte de políticos, ricos y poderosos, va a superar con mucho los padecimientos actuales para la mayoría, y muy especialmente para quienes ya viven al límite, aquí o en cualquier parte del planeta.

La recesión económica que va a seguir a las medidas contraproducentes que se están tomando, va a ser aprovechada para lo que siempre han servido las crisis: apretarnos el cinturón, ésta vez masivamente, a la altura del cuello y bien fuerte. Los empresarios ya están tomando posiciones y avisando al gobierno de que ellos no van a sufragar los gastos. Ya sabemos a quién acaban haciendo caso los gobiernos. Y quienes acabamos pagando con recortes y represión.

En un plazo corto (entre 10 y 50 años) el petróleo y los combustibles fósiles se habrán acabado. La extracción de crudo y gases va disminuyendo y es cada vez más cara. Literalmente, estamos consumiendo los últimos barriles. Los “sagrados” beneficios de los accionistas e inversores del sector, están en declive y condenados a desaparecer. Sin petróleo, no hay movilidad. Sin petróleo, la economía capitalista mundial, que depende de energía barata, se hunde, especialmente en los países con más industria. Eso lo saben gobiernos y empresarios desde hace mucho.

En un plazo corto o medio (entre 10 y 100 años para el mediterráneo) una enorme franja del planeta entre los polos se habrá ido convirtiendo en un desierto. La población en riesgo de muerte por hambre, falta de agua y recursos básicos se va a contar por miles de millones. Nos podemos imaginar que no serán los privilegiados, que acumulan todo, los que se vean más afectados, sino las que vivimos al día, las trabajadoras. Eso provocará migraciones masivas, disturbios, enfrentamientos sociales y guerras en aumento, causados por la necesidad de sobrevivir de la mayoría de la población mundial y la inercia de la acumulación y el privilegio de la minoría rica.

LAS MEDIDAS CONTRA EL COVID-19 EN REALIDAD SON PARA OTRA COSA

Valorando todo en conjunto, es fácil apreciar que, si bien las medidas que se están tomando no sirven para frenar la enfermedad, sí están sirviendo para alisar el terreno a las siguientes “crisis” mundiales. Son los preparativos: el equivalente a las maniobras militares para las guerras.

Pensando en la crisis económica posterior a la sanitaria y en la crisis energética provocada por el capitalismo las medidas actuales sirven, con la excusa de la enfermedad, para ir acostumbrándonos a la falta de movilidad y al encierro voluntarios, sirven para reestructurar la economía (sin tocar el fondo de la misma, que es el reparto desigual) dejando en paro a gran parte de la población trabajadora activa, para quitarse de en medio a los pequeños empresarios e inversores que hacen competencia a los grandes, para meternos el miedo en el cuerpo asegurándose así nuestra sumisión y obediencia, etc.

Si le añadimos la crisis climática y ecológica generadas para satisfacer la avaricia de unos pocos, las medidas actuales sirven para hacer “eugenesia” filonazi (genocidio de la población “débil”, “diferente”, dependiente e “imperfecta” -usando el lenguaje fascista-, como ancianas, excluidas, personas con enfermedades crónicas), sirven para ensayar los métodos de criminalización y control de población masivos que usarán después, sirven para militarizar aún más las calles, para enfrentarnos entre nosotras y hacer que perdamos la capacidad de unirnos, haciéndonos desconfiar unas de otras (todas somos contagiosas), etc.

Todo ello, sin que ninguno de los responsables y beneficiarios de las crisis sanitaria, económica, energética y ecológica asuman el coste de sus decisiones y privilegios, creando un falso “enemigo” -el virus- y desviando la atención del verdadero enemigo: el capitalismo. Ahora pueden hacer todo lo que quieran sin justificarse: “La catástrofe no la hemos creado nosotros por mantener nuestros intereses y privilegios, es que hay un bicho muy malo que quiere haceros daño del que os tenemos que proteger”, parecen decirnos, riéndose en nuestra cara.

No es necesario irse a las teorías de la conspiración para explicar lo que está pasando y prever lo que va a pasar. Estas situaciones y cambios se producen por la inercia misma del sistema en que vivimos y de quienes dependemos de él; un sistema basado en la avaricia, la imposición, la jerarquía y la desigualdad.

Los que mandan en los países industriales, aprovechan el miedo globalizado y el “río revuelto” para tratar de sacar ventaja de sus competidores en otros países e imponer políticas que les favorezcan en la geopolítica mundial; los políticos de cada estado, cagados ante lo que se les viene encima, se arropan con, y apoyan a, los que les son imprescindibles para mantener su posición en el poder (quienes les financian: banqueros y grandes empresarios); los fascistas y nazis de todos los tipos, aprovechan para infiltrarse e imponerse, ahora que la calle está tomada por sus iguales (militares, policías y guardias privados, con quienes comparten la misma filosofía castrense y mutua simpatía); los inversores y accionistas aprovechan para especular con las necesidades masivas, creando carencias a la población que luego reconvierten en beneficios; las clases medias de los países industriales, acostumbradas a vivir “desahogadamente” a costa de las trabajadoras de otros países y ahora en pánico por la pandemia, para mantener su estatus piden “mano dura”, “medidas contundentes”, denuncian a sus vecinas y miran para otro lado ante la desgracia ajena; los empresarios, sabedores de su posición de poder, aprovechan para exagerar sus “pérdidas” -léase, menos beneficios- y presionar a las trabajadoras para que acepten trabajar por un plato de sopa y en condiciones de miseria; los sindicalistos de arriba, que llevan viviendo del cuento toda su existencia, firman lo que sea con tal de mantenerse entre los “elegidos”; los sindicatontos de abajo, obedecen las directivas interesadas de los de arriba, ya que “todos vamos en el mismo barco”;… y así, un sin fin de pequeñas y grandes acciones que se van sumando y acaban en lo que las trabajadoras de todo el mundo bien conocemos: “nosotras ponemos las muertas y ellos se llevan los beneficios”. Ahora más que nunca el dicho es válido, cuando a nivel mundial las muertes por coronavirus y la crisis económica inmediata se contarán por cientos de miles, quizás millones, y las muertes por la crisis energética y por el calentamiento global quizás por miles de millones.

Eso enumerando sólo las bajas de nuestra especie. Si miramos el desastre provocado a nivel de vida planetaria no hay páginas suficientes para contar la tragedia.

EL APOYO MUTUO VA A SER IMPRESCINDIBLE, PERO NO VA A SER SUFICIENTE

No hay recetas para enfrentarnos a lo que se avecina, pero quedarse en casa sin hacer nada (o limitarse a aplaudir, que para el caso es lo mismo) es, a la vista de los hechos, un suicidio colectivo.

Las numerosas medidas de solidaridad entre iguales, de reciprocidad y apoyo mutuo colectivo, abren un camino sin el que se hace imposible salir adelante con lo que ya tenemos y con lo que se nos viene encima, pero ahora es más necesario que nunca que nos unamos las personas trabajadoras, que recuperemos nuestra identidad de clase, de clase obrera productora, frente a la clase capitalista parásita, para unir fuerzas y enfrentarnos a la cascada de crisis actuales e inminentes provocadas por éste sistema. Las trabajadoras, la clase obrera, somos el único colectivo que históricamente ha puesto contra las cuerdas al capitalismo patriarcal, militarista y antiecológico que se ha extendido por todo el planeta. Hay que volver a recuperar la fuerza perdida en éstos años de neoliberalismo. Nos va en ello nuestra vida y la de toda la biosfera. Es nuestra responsabilidad.

En lo inmediato nos corresponde exigir y luchar por que se apliquen medidas eficaces y protectoras para quienes más lo necesitan; que paguen las consecuencias de las crisis (sanitaria, económica, energética y ecológica) quienes se han beneficiado de su creación y se siguen beneficiando de sus consecuencias.

En general, parece lo más razonable seguir empleando las fórmulas que, en el contexto hoy más real que nunca de la lucha de clases (es decir, lucha entre los intereses de las que somos mayoría y los intereses de esos pocos codiciosos), han sido útiles siempre: oponer, a la fuerza de los privilegiados y sus grupos armados, la fuerza de la clase desposeída unida (ellos tienen mayor capacidad de matar, pero nosotras somos muchas más); a las imposiciones y leyes interesadas de los políticos y jueces, la desobediencia; a la dependencia de éste sistema que nos condena en masa, la creación de alternativas autogestionadas; a la individualización, la desigualdad y el aislamiento, opongamos el apoyo mutuo, la horizontalidad, el internacionalismo, el federalismo… Es de sentido común, tampoco dejarse llevar por los cantos de sirena de métodos que han demostrado sólo ser eficaces para reproducir el sistema, no para acabar con él, como todos los basados en la delegación, la jerarquía y la autoridad.

En resumen, contra el capitalismo y sus crisis, el único remedio sensato y viable es la Anarquía. Como camino, para enfrentarse ahora al sistema actual, y como finalidad, para reconvertir y reconstruir lo que quede cuando caiga. Lo demás son callejones sin salida.

Para empezar por lo más inmediato, exijamos que se aplique el test específico de detección del Covid-19 a toda la población, en todas partes.

03 May

Nos ha dejado Santi, que la tierra te sea leve, compañero.

Salud compas,

Ayer nos dejo el compañero Santi.

Alérgico a la burocracia no fue de los que toman cargos, salen en enciclopedias o tienen crónicas épicas. El formó parte de los imprescindibles; los de calle.

Su carácter afable, don de gentes, fraternidad y solidaridad ha hecho que sea querido en todas partes por donde pasó.

Trabajador de Correos ingresó en el Sindicato de Trasportes de la CNT de Madrid allá por los finales de los 70. Ya traía su adhesión a la acción directa y a la fraternidad, participando activamente en todas las iniciativas que se tomaban.

Inquieto, revoltoso, gamberro… deja en todos los que le conocimos un hueco insustituible.
Salud , compañero, amigo, hermano.

Haremos realidad la revolución social y allí estarás con nosotros.

¡¡¡Que la tierra te sea leve !!!

 

 

26 Abr

1º de Mayo. CNT-AIT Madrid

Está comenzando una época muy oscura, una crisis que unos pocos van a hacer que dure mucho tiempo. Una crisis que los Estados y la burguesía van a intentar que la paguemos les de siempre: la clase obrera.

Van a intentar imponernos medidas que nos hundirán, más si cabe, en la precariedad, nos intentarán llevar al borde del desfiladero solo para que unos cuantos puedan seguir enriqueciéndose a nuestra costa. La clase explotadora intentará apretarnos el cuello un poco más, nos mentirán y hablarán de la ruina a la que el Covid-19 les ha llevado. Esta no es una crisis debido a un virus, el verdadero virus es el capitalismo, es el sistema capitalista el que amenaza de muerte a la vida.

Las sanguijuelas capitalistas no van a renunciar a los beneficios que obtienen robándonos nuestro trabajo. Ya estamos hartas y no vamos a dejar que nos vuelvan a cargar su autodenominada crisis a nuestras espaldas, vamos a decir BASTA. No vamos a dejar que su codicia nos robe ni uno de nuestros derechos; es hora de organizarse para pararle los pies al Estado, a los explotadores, a los fascistas, a los clasistas, a los racistas, a los machistas, a los tránsfobos, a los capacitistas, a los que arrasan la tierra que van a intentar culparnos, de nuevo, de querer vivir de una manera digna.

Hemos visto hasta dónde ha llegado el expolio de los recursos sanitarios y lo poco que le importa la salud de la clase trabajadora a la clase política. Somos nosotres les que enfermamos por la falta de material y de espacios dignos habilitados, somos nosotres les que trabajamos en condiciones de inseguridad para poder atender a las personas enfermas de una manera digna, somos nosotres les que nos dejamos la vida por culpa de la avaricia y la desidia burguesa.

Como hemos vivido durante este tiempo, solo con solidaridad, apoyo mutuo y autogestión podremos plantar cara a la injusticia social que van a intentar imponernos cruelmente. Es el momento de cuidarnos mutuamente y de poner la vida en el centro porque solo así podremos empujar más fuerte a los que nos quieren ver agonizando.

¡SI EL SISTEMA NO CAE, LO TIRAREMOS JUNTES A PATADAS!